¿Qué tema te interesa?
Infórmate sobre tratamientos y diagnósticos aquí.

Vivir
EL DIA A DIA IMPORTA

feb
2019

13 lecciones que el cáncer me dejó

El cáncer, aunque a veces es difícil de creer, se convierte en un gran maestro que nos deja grandes enseñanzas de vida, como Paulina Vieitez nos comparte.

Paulina Vieitez es comunicóloga, sobreviviente de cáncer de mama y directora de Fundación Quiérete que ha apoyado a cerca de 3,000 pacientes en tratamiento oncológico. Es una mujer que tiene muy claro su propósito en la vida y lo que el cáncer le ha enseñado.

Te compartimos esta poderosa reflexión de Paulina al respecto.

16 quimios y 33 radios después aprendí que:

  1. Nunca dejas de tener miedo a morir.
    Pero todos morimos, de una u otra manera y más temprano que tarde así que: menos miedo y más valentía y gratitud por la vida.
  2. Nunca dejas de tener miedo a los resultados de los estudios de control.
    Pero más vale enterarse y actuar a tiempo que hacerlo demasiado tarde. (A revisarme me siguen llevando obligada, nunca quiero saber, nunca y eso es una estupidez mía)
  3. ¡El pelo crece!
    Y también las cejas, las pestañas y todo lo que se muere, renace. Así que de haberlo entendido no me habría tardado tanto en raparme. Sufrí mucho la caída de todo y me resistía. Raparme fue liberador.
  4. Nadie tiene por qué saber cómo ayudarte.
    Cada cual lo hace a su manera, pero también hay muchos que se alejan. La buena noticia es que aparecen personas maravillosas que apoyan y son un regalo de la vida. Para mi gran fortuna tuve médicos increíbles e hice amigos maravillosos.
  5. Es indispensable no condenarse por enfermar.
    Uno no es la enfermedad. La enfermedad no nos determina. Es un proceso y hay que encararlo pero llamarte “el enfermo “ te ata y te aleja de la idea de saberte capaz de sobrellevar y sobrepasar ese tránsito.
  6. La fe es la fuerza más pura, la más importante para salir adelante.
    No importa el credo ni orientación religiosa. Hay una espiritualidad que requiere ser explorada y encenderse. Esa llama de la vida ayuda tanto a la certeza y a la paz como no imaginan.
  7. Muchos creen que la enfermedad, que el cáncer es un mal karma, que uno lo provoca. Creo que no hay nada más hiriente que creer que eso es posible o decírselo a un enfermo. Es humillante y hace mucho daño. Lo que existe es propensión genética y alta contaminación en el ambiente
  8. Es imprescindible no perder el carácter, la fuerza y sobre todo la capacidad de reírse
    Sí, lo digo seriamente. El enfermo no pierde el derecho a la risa y al goce, aunque se crea que sí. Recomiendo: Crazy, sexy cancer.
  9. Jamás se debe desconocer el poder de los fármacos.
    Respeten los tratamientos. Las terapias o medicina alternativa que sean un complemento, jamás un sustituto. He visto gente morir en estos años porque decidieron no tratarse con químicos y recurrir a las plantas u otros métodos.
  10. Cada cáncer es una historia genética peculiar.
    Nunca es igual una persona a otra ni sus reacciones son las mismas. No recurran a cualquier fuente de internet, no se trastornen con información no fidedigna. Hablen con sus médicos y escuchen menos a los demás por mucho que quieran ayudarlos.
  11. La conversación que uno tenga con uno mismo es poderosísima y determinante para recorrer el camino de la enfermedad.
    Que siempre sea benevolente y compasiva, pero sin autoflagelación, chantajes morales ni victimización.
  12. La salud es la mayoría de las veces de quien la trabaja. Cuidarse es indispensable para evitar trastornos. Gozar también lo es. Démonos gustos. Grandes deportistas mueren por infartos, pero el extremo y los excesos también llevan a morir antes. ¡Equilibrio es el propósito!
  13. (Y último porque es mi número favorito) El Amor es la luz y la razón de todo. Amar, aunque duela, amar el camino, el proceso y amar el resultado. Amar el aquí y el ahora, aunque cueste y procurar que ese instante sea el mejor y así la vida sea colección de instantes preciosos.

 

Disfruta del Facebook Live en el que Paulina Vieitez nos habló de: El cáncer y la imagen corporal. ¿Cómo enfrento los cambios físicos?

Enlazar el link https://www.facebook.com/ComunidadTantoporHacer/videos/567612540405223/UzpfSTEzMzQ0OTAyODk6Vks6Njg1OTY2NDgxODE3ODAz/?source_id=1752072148403342

 

Paulina Vieitez es comunicóloga, sobreviviente de cáncer de mama y directora de QUIÉRETE fundación que ha apoyado a cerca de 3,000 pacientes en tratamiento oncológico. El propósito principal de la fundación es ayudar a las pacientes a comprender que pueden mantener su dignidad y preservar su autoestima aún al estar pasando por tratamientos contra esta enfermedad. “Verse bien para sentirse bien” es su lema.

Deja un comentario