¿Qué tema te interesa?
Infórmate sobre tratamientos y diagnósticos aquí.

Vivir
EL DIA A DIA IMPORTA

ago
2017

¿Cómo puedo superar el miedo, la tristeza y la angustia?

Identifica y aprende a manejar las emociones más comunes que se presentan ante el diagnóstico de cáncer de mama metastásico.


“Échale ganas es la frase que más odio, las que más deseo escuchar son ¿Cómo te sientes hoy? y ¿Voy a visitarte? Me hacen sentir querida y que a los demás les importa lo que siento.” Esther Zúñiga, 33 años, padece cáncer de mama recurrente óseo y pulmonar.

Las emociones son reacciones que experimentamos a nivel físico y mental en respuesta a los estímulos que recibimos y pueden ser agradables o desagradables.

Todos hemos experimentado enojo, miedo, frustración y ansiedad en nuestras vidas, pero ante la noticia de una enfermedad como el cáncer, es NORMAL que estas emociones se intensifiquen de tal forma que se desbordan y nos hacen sentir indefensos y sin esperanza.
María Fernanda Amado, psicooncóloga explica: “Las pacientes que han desarrollado metástasis, ya pasaron por un proceso emocional intenso, tienen tiempo luchando y buscando mantener una actitud positiva. Cuando son diagnosticadas con metástasis, esta esperanza se viene abajo y las emociones negativas se exacerban. Viene la frustración y la sensación de que todo el esfuerzo ha sido en vano.”

Es normal que ante este panorama te sientas mal, quieras llorar, culpar a alguien o buscar una razón para entender “por qué a mí”. El estigma que existe sobre expresar los miedos que se generan, agrava la situación, por ejemplo el miedo a la muerte, como nos comenta la especialista: “El miedo a morir es el más común que experimentan las pacientes, pero como ‘está mal que lo digan’ no pueden hablarlo con nadie, porque es de mala suerte o no quieren preocupar más a su familia.”
También existen ideas erróneas sobre el cáncer que afectan terriblemente las emociones, como nos compartió Gina, quien padece de cáncer metastásico de huesos y pulmón: “Una señora me dijo: ‘seguro hiciste algo malo y por eso te dio metástasis’ ¡Qué idea tan tonta! Sin embargo muchas personas se dejan llevar por esos conceptos, arrastrando culpa y miedo”. Para sentirte mejor a nivel emocional necesitas primero repetirte “Es normal, no es mi culpa, tengo derecho a sentirme así y a desahogarme.”

Identifica la emoción
Las reacciones esperadas son tristeza, enojo, frustración, irritabilidad, ansiedad, pérdida de confianza, entre otras. Es difícil identificar que emoción se está viviendo en el momento, porque se mezcla con otras que además, tienen características parecidas. De todas formas es bueno conocer como se manifiestan las emociones para poder manejarlas adecuadamente.

Infografia emociones

Después de identificar la emoción que predomina en ese momento, piensa en la situación o pensamientos que la están detonando. Pregúntate ¿a qué tengo miedo?, ¿qué me angustia?, ¿por qué estoy triste?
La respuesta puede ser, tengo miedo … al dolor, dejar a mis hijos, la relación de pareja, a la situación financiera que puedo enfrentar. Cuando identificas la fuente de la emoción que no te deja dormir por las noches, te permites sentirla y expresarla, puedes dar el siguiente paso.

 

Qué hacer con la emoción
Las emociones intensas nos llevan a la acción o por el contrario, pueden paralizarnos al grado de querer evadir las situaciones; por esto es tan importante trabajar en la esfera emocional, si lo haces podrás enfrentar los retos con mayor fuerza, ánimo y decisión.
Trabajar en las emociones significa hacer algo con ellas. En este sentido la actitud es esencial, como nos comenta Fernanda Amado: “¿Depende de mí la actitud que voy a elegir para enfrentar mi enfermedad? Sí, la actitud yo la elijo y va a tener una repercusión en la calidad de vida. Puedo decidir llorar encerrada un mes o, pasar ese mes con mi familia, con mis hijos. Puedo escribirles cartas, grabar mensajes para ellos, enseñarle una receta a mi hija, crear momentos especiales con amigos y pareja. Esa es una elección y no depende de la emoción.”

 

Fuentes: María Fernanda Amado, psicooncóloga.
Pilar Arcanz, Javier Barbero, Pilar Barreto y Ramón Bayés Intervención emocional en cuidados paliativos, Modelo y protocolos, Editorial Ariel Ciencias Médicas.
Realizado por: Gloria María Aguiar Green para Cimab

Deja un comentario